Almuerzo gourmet con Indiana Jones!

Tortilla de mi Montañero

Tortilla de mi Montañero

Como me acordé de mi amiga Rebe la semana pasada, uf!  Si llega a estar aquí, se arranca el pellejo con un palito.

Os cuento para que os pongáis en situación: A Ivan y a mi nos invitaron a almorzar en casa de una investigadora para dar la bienvenida a Francia a otra científica de cierto renombre y recién llegada de EEUU. Ademas de nosotros, otros doce miembros del grupo también acudirían; es decir; licenciados con tres idiomas, licenciatura y un montón de doctorados.

Bueno, pues yo me imaginé una comida formal con gente medio bien vestida y un menú a la altura (que por algo estamos en Francia) pero me paso como a la lechera del cuento … vendí la leche antes de ver la vaca!

Llegué contenta y radiante con mi vestido de estrellitas, en plan niña buena y con una tarta de chocolate casera, la mar de rica, pero cuando entré en la casa me vi rodeada de una horda de sucedáneos de Indiana Jones que corrían hacia el patio trasera con sillas de mil colores.

Hasta aquí mi primer susto, porque cuando nos sentamos lo primero de lo que me di cuenta es de que no había dos vasos iguales ni del mismo color; y no es por ser pija, que a mi con que el agua se mantenga dentro, me vale, pero aquello parecía un cumpleaños en el cole.

Para beber teníamos una, y digo solo una, botella de zumo para toooodos los allí presentes y agüita fresca del grifo con su cal incluida para darle sabor … puagh!  Y de entrantes una bolsa de patatas onduladas y un bote enterito de aceitunas; digo yo que no puso nada mas por si alguno explotaba de tanto comer, ñam ñam

Bueno, llegados a este punto y con el estomago rugiendo cual león de la sabana, sale el primer y único plato; una musaka, muy rica, para compartir entre doce bichos famélicos. De verdad que yo estaba esperando que de un momento a otro empezáramos a comernos unos a otros.

PASA PALABRA que llega el postre …

… un bol enorme de fresitas rojas, pero sin azúcar ni nata ni nada, eh! No sea que nos de un subidón de glucosa o algo peor.  Al final tuve que recordarle muy cortésmente que se había olvidado la tarta en la cocina (no quiero pensar mal, pero creo que se la guardaba para ella, jajaja)

IMG_6629
Anuncios

3 comments

  1. uffa ya te he contestado dos veces y no salen mis comentarios 😦
    te decía que casi me parto de risa con esa comida tan abundante que te ofrecieron jajajjaa, si me pasa a mi me muero… la tarta seguro que se la quería zampar ella jajaja
    esa tortilla rellena tiene una pintaaaaaaaaaaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s