Diario de una Mudanza · Capítulo 1

Hoy hace exactamente un año que mi montañero y yo decidimos dejar atrás amigos, familia y hogar para empezar una nueva vida en Francia!

Montamos a nuestro Golden en nuestro coche, embutimos la mayoría de nuestras pertenencias a las que no queríamos renunciar en un camión, entre ellas la cama -canapé incluido-, dos sillones, todos nuestros gadget, los accesorios de escalada + buceo + senderismo, y por supuesto la moto.

Tras 1.300 kilometro lo mas divertido pasó cuando los carriles de la autopista pasaron drásticamente de tres a dos por  culpa de las obras y de repente tras otros ochopocientos kilómetros eternos donde ya sólo veía obreros, conos y señales, uno de los carriles desapareció por arte de magia y un trailer y yo intentamos entrar a la vez. Lógicamente ganó el chico rumano del trailer, y nuestro retrovisor sufrió daños irreparables.

La cola que montamos era mas larga que la del paro

La buena noticia es que llegamos a nuestro destino de una pieza, pero no imaginábamos lo que nos esperaba…

Anuncios

4 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s